¿En qué vaso deberías tomar tu cerveza?

Es una sensación genial abrir el frigorífico, sacar una cerveza, quitarle la chapa y echar un buen trago directamente de la botella.

Sin embargo, lo ideal es que la bebas en un vaso o una copa. ¿Sabes por qué? Aquí te damos estas tres razones:

  1. Servir la cerveza hace que esta pierda dióxido de carbono y así evitaremos la sensación de hinchazón en el estómago.
  2. Lograremos que los aromas se volaticen y así podremos apreciarlos con mayor facilidad.
  3. Al beberla en un vaso o copa, la cerveza no se agita como cuando la tomas de una botella, es más fácil controlar la cantidad que vamos ingiriendo, reteniéndola más tiempo en el paladar y siendo así más sencilla y placentera su degustación.

Pero… ¿cómo elegir qué recipiente es el más adecuado para la cerveza que estás a punto de disfrutar? No te aseguramos que acertar con el vaso perfecto vaya a multiplicar por un millón tu experiencia cervecera, pero sí que hará que le saques el máximo placer.

Aquí te dejamos una guía que Cervezas Ambar ha preparado especialmente para que disfrutes a tope de tu cerveza: https://ambar.com/noticias/que-vaso-elegir-segun-el-estilo-de-tu-cerveza/